domingo, 21 de diciembre de 2014

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo: La crítica de Mario

Pues bien, ha llegado el momento, recién vista la peli de Mortadelo y Filemón Contra el Jimmy el Cachondo y he dejado pasar los dos primeros días de "reflexión" (muy peligrosos para formarse una opinión personal fiable y lejos del temible "efecto fan", puesto que en ese periodo de tiempo también llegué a pensar que la película de Misión: Salvar la Tierra no estaba tan mal del todo).

La secuela de las Tortugas Ninja de Liebesman será más SJERIA y HOJCURA.

Aviso: Hay algunos spoilers, si no la han visto aun, son libres de pasar como el trasero del escrito y si acaso ver solo los dibujicos (como es probable que hagan el 90% de peña que entre aquí). XD

Mi valoración personal es la siguiente:

...

Creo que sí.

Fesser lo ha conseguido. Por sus mismísimos que lo ha conseguido.

(Siento en el alma recurrir a esta imagen, cuando compre el DVD editaré la parte donde Morta y File chocan la mano en la peli como un gif y lo cambiaré)

Es muy dificil valorar el trabajo puesto en una adaptación y una peli de este estilo, puesto que hay opiniones como culámenes, para unos puede haberles destrozado a los personajes, arruinado su infancia y encadenado a los personajes en la piedra de la vergüenza de los Canteros, para otros puede haberlos rescatado de su estancamiento comiquero, darles un conveniente empujoncito en la buena dirección para que logren encandilar a la nueva generación sin olvidarse en ningún momento de quienes son y mostrando en la pantalla grande de qué van sus cómics. Yo personalmente. Me voy a poner en el segundo bando.



En cuanto a las virtudes:

La coalición de Javier Fesser con los chicos de Illion Animation no solo ha consegido una superproducción con muy poco que envidiar a un producto extranjero, si no que ha sabido resaltar, lucrarse con un guión la mar de divertido e ingenioso (esos maravillosos chistes que cobran significado posteriormente en la misma trama y se redondean a medida que avanza la película) y salpicado de "gags" tan absolutamente efectivos como un buen episodio de los Tiny Toon. Sí, así lo puedo decir. La animación española ha cumplido por fin mi sueño: Mortadelo y Filemón animados como Looney Tunes. Fui al cine con muchas sospechas, pero todas se eliminaron al instante: Fue incluso mejor de lo esperado. La calidad animada, por supuesto, no puede ni compararse a la de una producción Dreamworks (personajes en ocasiones repetidos entre ellos, algún que otro movimiento demasiado brusco)... pero el uso de la misma ha sabido sobreponerse a sus propias limitaciones, y ha conseguido estar más que a la altura de las circunstancias, ofreciendo todo un festival de hostias, trastazos, coscorrones y golpes en el menisco que acaban haciendo daño hasta el mismo espectador. El efecto Tom y Jerry del que hablaba en el anterior post, pero en su máximo esplendor. No solo se adapta el estilo del cómic, si no que logra darles un nuevo giro al animarlos, otorgando una mayor cantidad de posibilidades a los personajes (el momento de la caída y el colchón con saludito hortera es total y absolutamente BRILLANTE. Lágrimas en los ojos, en serio.

Ovi, yo, y los niños que tocaron delante. Esto es verídico.

No estamos hablando de una peli de animación al uso en la que Mortadelo y Filemón han sido usados como también pudo haberse usado a Don Óptimo y Don Pésimo; Freddy y Jason; BattleCat y Man at Arms... Es una historia de Mortadelo y Filemón PROTAGONIZADA por Mortadelo y Filemón. Y lo más importante de todo: Hacen lo que DEBERÍAN HACER Mortadelo y Filemón. Desde el minuto 1 se denota el fanatismo y amor absoluto de cada animador al cómic original. Rescatan un grandiosísimo arsenal de chistes de Ibáñez de algunos de sus mejores cómics (El caso del Bacalao, A por el niño, las historias cortas...) y los hilan en una trama minimamente sólida, con los justos giros de tuerca y una mala baba impresionante. Mortadelo y Filemón son unos hijos de mil padres, venderían a sus madres por cuatro chavos y se putean a gusto entre ambos durante toda, absolutamente toda la peli. Son amigos, y no sabes cómo coño no se han batido a muerte en la arena de los aliens oreji-puntiagudos esos. Esa es su magia. Y esta peli lo lleva hasta sus máximas consecuencias. Así mismo, hay coñitas secundarias en cada escena (los agentes de la TIA haciendo el capullo en segundo plano, muy al estilo de los mejores tiempos Zucker/Abrahams/Zucker), el Superintendente Vicente es enérgico pero campechano, Bacterio está como una cabra, Ofelia es pizpireta y se mosquea facilmente, Irma es usada lo justito para que no deje de ser un entrañable guiño a los fans... solo me ha faltado ver alguna escenita más de Ofelia suspirando por Mortadelo, pero ya habrá tiempo en otra peli (ojalá).

Y hablando del caracter... destacar al Mortadelo de esta peli. Dinámico, expresivo, ingenioso aun por su torpeza, juvenil, troll y totalmente cabrón. ESE ES mi Mortadelo. ESE. Por fin he podido ver a Mortadelo en la pantalla grande tal y como él debería ser. Ni Pocino ni Soto lograron equipararse a este maravilloso Mortadelo en 3D con la voz de Karra Errejalde. Ojalá continúe en más y más secuelas, porque lo merece. Mortadelo para mí siempre será más Bugs Bunny que Snarf y esta peli ha sabido captar al Mortadelo que a mí más me gusta. Es un PUNTAZO a favor.

"Nooo me diga que se le olvidó quitar la tapa. Vengaa, que hay que ir para la TIA, YEAH" Damas y caballeros, Mortadelo abandona el escenario.

Los diseños de personajes son quizás una de las cosas que más han dividido a los fans. Mi modesta opinión es que... me encantan. Victor Monigote no solo recreó a Mortadelo y Filemón y les ha conferido una nueva vida más allá del papel, si no que te los ves expresivos a saco, encantadores, entrañables... con un millón de posibilidades en el terreno animado. Deseo muy mucho que sigan siendo utilizados en nuevas pelis o que incluso contaran con cómic propio. Porque lo valen muchísimo. Y lo mejor de todo es que no pierde para nada el toque Ibáñez, siguen teniendo ese trazo burdete pero intenso, suave pero abrupto, que toda obra de Ibáñez usa. Tan solo han cambiado las narices... y que ahora sus pocos pelos ondean al viento. No solo puedo sobrevivir a ese cambio si no que estoy muy de acuerdo. Aparte, Mortadelo y Filemón tienen ojos marrones como el menda. Ya solo con eso estoy muy de acuerdo. ^^

Los diseños de Victor Monigote, no robar.

Los personajes creados por Fesser cumplen su función. No pasa como con la anterior, que venían con un tractor pijo a machacar y restar protagonismo a los protas, si no que fluyen y se vuelven perfectos secundarios en este festival de salvajismo gratuito. Quizás Mari y Trini son los personajes más "Fesser" por delante de Jimmy el Cachondo (eso de estar conectados por el pompis me da a mí que ya es un poco más basturro) pero el desarrollo de los mismos y su magnífico "destino" hace que su inclusión esté más que justificada. Jimmy me preocupaba como villano, ya que no parecía encajar con el estilo de Mortadelo y Filemón. Y sí, resulta un personaje histriónico, exageradamente mongolo y tan extravagante que dificilmente encaja con el universo Ibañezco. Pero aún así, se hace de querer, como tener un hijito sucnor (joder, qué mal ha quedado eso) No solo por esa serie de características tan "Fesser" (acento, chistes recurrentes, pequeños chascarrillos)... si no porque es un auténtico psicópata con momentazos (ese en el que deja de girar el helicóptero, en ese momento te das cuenta de su significado en la peli). Así mismo, su última confrontación con Mortadelo y Filemón es más que digna. Finalmente demuestra ser todo un villano a la altura sin dejar de ser un simple españolito (argentinito en este caso).Y el Tronchamulas, joder, COMO MOLA el Tronchamulas. Es imposible no amarle. :_D Quizás algo imprevisible tras su "Uso como conejillos de indias", pero por eso mola. Si Mortadelo es Bugs Bunny, el Tronchamulas es un puro demonio de Taz-Mania.



Oh, y la escena de la moto. LA ESCENA DE LA MOTO. TODOS MIS DIECES. "A por el niño" PURO Y DURO. La mejor escena de persecución de los cómics hecha realidad. Atentos a la escenaca de la bola de demolición. Por otro lado, estoy casi al cien por cien seguro de que el crío que aparecía en el poster de "Toma Leche" era Alfonsito Dividendo, con lo cual la idea de que se trataba de un guiño completo a este album, uno de mis cómics favoritos de Mortadelo y Filemón de todos los tiempos, se hacía más que evidente, AMOR. Sí. Me enamoré completamente de ese momento, por si no se ha notado. :_)
Con el tiempo tendré esta escena en mi mente como un clásico del cine. ¿Saben la escena de la barca en El Padrino 2? Pues ahí ahí.

Y de eso pasamos a otro aspecto que he considerado fundamental y es el mismo por el que he adorado esta película: el espíritu de los personajes. Los cómics de Mortadelo y Filemón no representan otra cosa que la triste realidad autoparódica de un español medio. Unos tipos que se creen la leche en verso y no paran de toparse de bruces con una realidad que les supera y machaca sus sueños con despiadada crueldad. Y no por culpa de ningún factor externo ni a la providencial mala suerte, si no porque ellos mismos se lo buscan, bien por ser así de patanes, así de ineptos, así de mendrugos... es por eso que amo los cómics de Mortadelo y Filemón: empatizas con su proceder, con su modo arisco de ver la vida y sus intentos desesperados por lograr que sus misiones se cumplan y siempre se acabarán fastidiando por tropezar por cuarta vez con la misma piedra. La película logra captar esa esencia, en todo momento son ellos los que la joden, son ellos los que tratan de arreglarlo y son ellos los que lo vuelven a joder aún más por culpa de su propio egoismo o ineptitud. No pasa como con la anterior peli de Fesser, en la que la teoría del caos se cebaba con ellos, si no que son realmente ellos los engendradores de caos. En todo momento ellos tienen la culpa de que Tronchamulas se vuelva bueni-malo, de que huya de rositas, de que media ciudad sea arrollada, de que el propio Filemón acabe como un PinyPon... y finalmente, son causantes, casi casi al final, del giro más jodidamente TROLL y CRUEL que he tenido el gusto de ver en una peli de animación en años. En serio, ese momento en que un servidor gritó con todas sus fuerzas "OH NO" en plena sala de cine solo por un pequeño gesto... que echa a perder el MOMENTO CLIMÁTICO. Pero no en el mal sentido, si no en el bueno, en el mismo sentido que grité "OH, NO" cuando Mortadelo dejó caer los diamantes de la Gran Duquesa Tatialagüeña a que fueran aplastadas por una apisonadora. Fue sencillamente hermoso. :_)

Imagen no sense  con el artículo pero que me ha salido al buscar en Google imágenes de Mortadelo, y qué coño, los Teleñecos siempre molan.

En resumen. Una peli que no ha querido recurrir a un final "complaciente" en el que Mortadelo y Filemón logran su objetivo y todos son felices y comen perdices y el caballo y el camaleón pierden los anillos de boda y... no. Han ido a por el final que ellos sabían que Ibáñez habría dibujado. A ese mismo final. Ni bueno ni malo. Sin colorantes y conservantes. Es lo que hay. Y eso mismo hace que esta peli sea por méritos propios mil veces mejor que las dos adaptaciones en carne y hueso. Coger un final Disney y darle la vuelta por completo (en muchos sentidos).

Resumen de la esencia de esta peli.
En cuanto a los defectos:

"Vete a Villarebuzno del Monte, lo pasarás bien..."

La primera parte de la película (la del sueño de Filemón. La cuestión es que la escena mola un puñao, y no solo eso, permite asentar las bases de lo que estamos a punto de ver, para que podamos apreciar el contraste entre la acción arquetípica de una peli animada extranjera con la ranciedad hispana y catastrofista que vendrá luego. Aparte, un vistazo pormenorizado nos hace darnos cuenta de lo verdaderamente avispao que es Fesser, al correlacionar gran parte de los acontecimientos mostrados en el sueño en contraposición a los acontecidos en la "realidad" (las medidas tecnológicas de la casa, el teletransporte, la piedra, Irma y su spray, el espíritu de compañerismo de Mortadelo, la frase épica de Filemón)... así que no debería tener ninguna queja al respecto. Pero quizás debería decir que dura demasiado rato (diría que unos siete minutos a lo sumo) y pillan al espectador en un momento en que ansía ver las siguientes hostias. Cumple muy bien su función de denotar qué es lo que la película no va a ser, pero quizás un poco de metraje le sobre, porque lo que al principio resulta muy divertido y refrescante acaba por resultar algo cansinete. Aún así, queda como una secuencia en la que se denota el amor de un fan que pretendía que sus dos queridos personajes gozaran por una vez del éxito y su escenaca épico-brutaloide. Lo sé porque yo también soy así. XD  Además, qué porras, es una escena épica, llena de una escenografía brutal, una... una... er... una...

A quién quiero engañar, todos sabemos qué es lo que me ha gustado de verdad de esa escena.



El resto de defectos los considero meros "detalles chirriantes" que como fan siempre tendré: El "Aquello", no acaba siendo algo tan bestia como lo que aparenta, incluso llega a ser tan Ibáñez que para nada resulta ofensivo ni desagradable. Aún así, creo que podía haberse obviado la continua alusión a los gluteos de Filemón. Como digo, siempre he pensado que Morta y File están más allá de los chistes de culos. Pero por suerte es un detalle que se queda como chascarrillo casual y se usa en los momentos más indicados para que puedan ser divertidos y no están metidos con calzador.

El doblaje tambíen es un punto polémico. Si bien Karra Errejalde me ha convencido mucho como Mortadelo, así como el bueno de Mariano Venancio como El Super, Berta Ojea como Ofelia sigue resultándome demasiado rapidita en ciertas expresiones, cuesta de entender en ciertos momentos (esa voz de canarico). Janfri Topera ha sido un pelín complicado de asimilar con Filemón (más después de que el puto Ramón Langa hiciera su brutal parte) pero al final ha logrado hacerlo suyo. Por el resto, mención especial a Emilio Gavira, cuya labor en Rompetechos ha hecho que me olvide completamente del actor y le viera como una extnsión del propio personaje. Aun así... señor Fesser, sé que quería usted usar a actores con experiencia en el celuloide para crear una peli más humana. Aún así... los actores de doblaje españoles profesionales tienen ese trabajo por algo. Tienen años de experiencia doblando a personajes que no existen en la realidad, y saben qué entonación darles, qué nivel de expresividad, qué forma de medir las palabras... o sea, no tenga miedo, hombre, recurra a ellos en más ocasiones



Una cosa que ya dije en su momento sobre el trailer y que en la peli se ha quedado, es el festival de referencias a aspectos demasiado "españoles" como es el caso de Tejero, Saber y Ganar, Arguiñano o juegos de palabras demasiado dificiles de traducir. No es porque sea algo malo (muchos de los juegos de palabras son muy ingeniosos), pero siempre he pensado que esta peli podría ser el trampolín para que al fin los dos agentes crucen el "charco" y capten la atención del mercado internacional más allá de los cómics, y cosas así solo conseguirían obstaculizar el avance de la franquicia lejos de las fronteras españolas. Así mismo, están las cosas "atemporales": aunque la secuencia de "Gran Fulano" es genial, me jode mucho que una peli así pueda ser recordada años después y del mismo modo se recuerde que existió un programa tan infecto y terrorífico en la televisión. Aún así, como en toda buena peli de Fesser, las referencias a la actualidad no son una constante, y no pasa como con la anterior peli, que hoy en día ni la mitad de sus chistes serían capaces de ser pillados por un niño. Esta peli apuesta por una gran parte de material novedoso, y las referencias, como a mí me gusta, no estorban al chiste, si no que lo complementan. Aún así... quizás de cara al mercado internacional hubiera molado pasar de algunas.

Por suerte, este hombre no entiende de fronteras (y su prole menos aun).



Por último, destacar que igual el chiste final resulta demasiado cruel para con el Super (no solo recibir este trato si no que encima aguantar la "venganza", sé que en los cómics suele pasar de esta forma, aunque no hubiera estado mal que Filemón también hubiera estado un poco "estropeadete" para que se empatizara mejor con su ira)... Y quizás que el gran aluvión de palizas y hostias puede llegar a ser cargante pasada la primera mitad, necesitas un descanso brutal y la peli no te lo concede. Cuando acabas de verla te sientes con ganas de irte al hospital más cercano. XD Por suerte, lo compensa con una escena post-créditos muy relajante (menos para los estudiantes de dibujo artístico).

Aaarg, mi viejo archi-enemigo. Muere, puto.



Ahora, los muñecos:


EL PUTO HORROR. CÓMO ME HACEN ESTO, SEÑORES, QUE SOY COLECCIONISTA Y ESTO DE UN MODO U OTRO DEBERÁ CAER EN MIS MANOS,

NO QUIERO TENER ESTO



JUNTO A ESTO



MIERDA, a ver, no están mal del todo, pero NO JODER, ES MIERDA, PUTO CERO, SIGUIENTE.

Los peluches:

Sniff... snifff... sigh... Arg, Dios. Me odian.

Y por último, el cómic de Ibáñez dedicado a Jimmy el Cachondo:



Es curioso porque estamos ante un hito histórico: por primera vez Francisco Ibáñez no solo dedica una historia al acontecimiento cinematográfico (como ya hizo anteriormente en dos historias cortas referenciando a los Festivales y en "El Estrellato") si no que dedica un álbum completo a desarrollar a su manera el argumento de la peli. ¿Qué tal le ha salido? Pues como lector de su etapa, hasta ahora, más irregular, puedo decir que me ha parecido bastante divertido.

[img][/img]
Mortadelo sigue siendo un hijoputa. Todo bien.


Hacía tiempo que Ibáñez no se hacía denotar tan suelto, descarado e ingenioso. Todo el álbum cuenta con trastazos y "gags" al estilo del Ibáñez más puro y más de la época noventera. Es posible que la opción de volver con un argumento más "aventurero" y dinámico en lugar de volver al arquetipo de "este tío parece un terrorista por lo que dice" "hostiazo al canto" ah, no, que le habíamos malinterpretado" (que ya se había usado en demasiados de los últimos cómics) haya hecho que Ibáñez recupere esa "pasión" tan característica por la creación de chistes efectivos e hilarantes. Y como mínimo, el cómic por lo general resulta la mar de refrescante y en muchos momentos recuerda a los mejores momentos del Maestro.

Sí, este "gag" ya salió en "Dinosaurios" pero tras tantos años sin usar este tipo de chistes, esto parece un oasis en el desierto de los últimos cinco álbumes.

Aún así, no es una adaptación exacta: Se nota que Ibáñez unicamente cogió la trama central pero la ha desarrollado a su modo. Así pues, el Tronchamulas no resulta tan "encantador" como el de la peli, si no que es otro Billy "el horrendo" sin otra motivación que triturar y aplastar... Mari y Trini pasan a llamarse René "la Popa" y Nalgúdez (nombres para mí más ibañezcos), Rompetechos confunde a Tronchamulas con su tío Lentejo (más apropiado, y aparte da juego para muchos y divertidos malentendidos). Jimmy el Cachondo no hace practicamente nada en todo el album salvo soltar giliflauteces cachondas (se nota que Ibáñez tampoco tenía claro qué hacer con este personaje), Y el final es más modesto. Sigue siendo un cómic divertido, aunque el tono de la peli se queda para la peli. Y lo veo muy, pero que muy bien.

A resaltar el momento que más considero icónico:

El invento de Mortadelo del SIGLO. XD

Y mi momento odiado:

PERO TÍO, COMO QUE SI HA OÍDO HABLAR, QUE ES LA JODIDA SIRENITA, QUE TE ENAMORASTE DE ELLA, ¿CÓMO COÑO NO LA RECUERDAS, MORTA? D8 SNIF.

En resumen, lo recomiendo si hace tiempo perdieron su fe en Mortadelo y Filemón. Un regreso a los orígenes, divertido y con poco chiste forzado. Además, es todo un hallazgo para coleccionistas como yo, al tratarse de la única vez en que Ibáñez ha aceptado reversionar una peli.

Y ya como modo de resumen a mi opinión de la peli... sí, solo puedo dar un gran SÍ. No es en absoluto una mala adaptación de Mortadelo y Filemón. Aprovecha muy bien el estilo de los cómics y su desarrollo, su estilo de humor y su grandiosa personalidad. ¿Es la adaptación perfecta de Mortadelo y Filemón? Aun queda camino por recorrer. Me gustaría pensar que con el tiempo esta peli será recordada como una joyita divertida y entrañable entre las nuevas generaciones, como caló en mí El Armario del Tiempo, y sin duda tiene todo el carisma y todo el potencial para conseguirlo. Siempre se puede mejorar, pero esta peli ha sabido usar bien sus ases y los ha puesto sobre la mesa de una forma más que digna, ofreciendo un entretenimiento descontrolado y descacharrante que a buen seguro voy a comprar en todos los formatos en que aparezca comercializado.

Como fan de Mortadelo y Filemón, como dibujante que le debe todo a estos personajes y que tiene en su corazón su propia percepción de los mismos y de cómo deberían ser animados (así como sus voces), me siento muy, muy feliz. Creo que es todo lo que puedo decir. :_)

Acabemos como siempre y siguiendo el ejemplo de Crisis Creativa, con un dibujete de unas jamelgas.


Spam cruel tras mi opinión cinematográfica: ¿Saben que ya pueden comprar La vida complicada de Jenni en papel? :3

http://subcultura.es/blogs/mariods/jenni-en-papell-ahora-si-que-si-22665

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios